domingo, septiembre 24, 2006

Diseños deportivos con materiales sintéticos más finos que la seda

Diseños deportivos con materiales sintéticos más finos que la seda
Hoy en día, las telas 'inteligentes' y los diseños deportivos, entre otros beneficios, ajustan colores, tallas, estados de ánimo y temperatura. Combaten el estrés e inducen al sueño,...

Por Carlos Hidalgo


Luis Guerra, presidente de la Asociación de artesanos, especializado en confección de trajes deportivos.
En la industria del vestido, la ropa deportiva está abriendo un nuevo mercado en la moda gracias a la tecnología, fibras biométricas, textiles inteligentes que integran redes de área personal, biotecnología y nanotecnología (microelectrónica). Es decir, una época digital o computarizada que posee sensores que captan la información para decidir la activación o no de cada función: temperatura, luminosidad, absorción de sudor, control de peso, pulso y ritmo cardíaco.
La ultramicrofibra (la microfibra es 60 veces más fina que un cabello y la ultra es la tercera parte de la microfibra) se compone de materiales sintéticos más finos que la seda y, a diferencia de las fibras sintéticas derivadas del plástico, son más brillantes, suaves, flexibles, cómodas y ligeras. También son conductoras de electricidad, por lo que este tipo de vestido resulta impermeable y resistente al lavado y secado.
El Japón, por ejemplo, exporta a Londres ropa deportiva confeccionada con fibras recubiertas con titanio, que aparentemente relajan los músculos y reducen los calambres.
Algunos fabricantes están diseñando trajes para esquiar que incorporan receptores GPS, así como sistemas de alarma; camisas con teléfonos móviles integrados; biquinis con minireproductores de audio y ropa interior con vigilancia fisiológica o médica remota. Los bebés, soldados, astronautas y ancianos serán quienes reciban los mayores beneficios de esta tecnología.
Y eso es lo que se notará por las calles de Alemania, país sede del Mundial de Fútbol 2006, cuando miles de almas griten y se deleiten con las jugadas de la 'Tri' que se desplazará en pleno verano europeo.


El Ecuador, con su pobre economía tercermundista, no ha descuidado la tendencia actual y se podría decir que está al día en materia de diseño, confección y bordado de uniformes deportivos que favorecen, por ejemplo, la evacuación del sudor.
Lo que en buen romance significa que la nación se adapta a cualquier medio, pero no cuenta con las suficientes herramientas (maquinarias) para procesar trajes deportivos a mayor velocidad. Es decir, un artesano -con la ayuda de 25 obreros- puede elaborar 25 uniformes deportivos en 48 horas, mientras una máquina sofisticada (americana o japonesa) lo hace en 60 minutos.
Esto lo corrobora el empresario de la firma Stampar Sports, Luis Guerra Gudiño, de 50 años de edad y presidente de la Asociación de Artesanos del Ecuador, gremio que reúne a más de 2 millones de profesionales del área de la costura, peluquería, artesanía, panadería, entre otros.
El ecuatoriano, especializado en el corte y confección de trajes deportivos, por más de 15 años, hace un alto en sus labores para comentar: "El mercado nacional y extranjero está inundado de una variedad rica en telas, colores y tejidos".
Las firmas Ditex, Politex y Tricotosa distribuyen telas que llevan el nombre de jugadores de fútbol, entre ellos René Higuita, Ulises de la Cruz, David Beckham, Álex Aguinaga y Garrincha (Manuel Francisco Dos Santos). También hay nombres de equipos de fútbol como LDU, El Nacional, Boca Juniors y Necaxa.
Pero la novedad es la tela sintética con el logo del Mundial Alemania 2006, que se comercializa desde el año pasado. "Las telas responden a la piel del deportista. La contextura permite la circulación, respiración y que el poro arroje el sudor con facilidad, por espacios microscópicos".


Las obreras demuestran su habilidad para confeccionar las prendas que se venden en varios centros comerciales
A su criterio, el estilo que se puso de moda en el país es el uso de prendas deportivas más delgadas, cómodas y livianas para beneficio del atleta. No obstante, los modelos más vendidos son los europeos. ¿Por qué? La ciencia y la tecnología se manifiestan en torneos locales e internacionales que despiertan el interés de todos.
Entonces, el trabajo artesanal se mueve como por arte de magia. Y actúan las grandes marcas deportivas (Adidas, Reebok, Nike, Puma, Umbro, etc.) que presentan un abanico de diseños para que los jugadores, cuerpo técnico y dirigentes escojan la indumentaria adecuada más accesorios y calzado inteligentes.
La diseñadora Tatiana Torres expresa que en el mercado textil hay variedad de productos que se someten a investigación. Tal es el caso de las prendas 'inteligentes' de los militares de los EEUU, que pueden curar las heridas de los soldados, nutrirlos, hidratarlos, darles medicamentos y transmitir los datos de su condición física a un centro de operaciones. "Esta ropa es más ligera y podría repararse por sí misma. Incluso, modificaría su color para camuflarse y cambiaría de forma según la temperatura".
En septiembre de 2001, la firma Dockers lanzó al mercado internacional su mobile pant, confeccionado en una mezcla de algodón con teflón, que permite llevar el celular en los bolsillos ocultos, dejando libres los tradicionales.
La marca Nike integra reproductores mp3 y otros componentes digitales a la ropa deportiva, así como un reloj-teléfono de las empresas Motorola y Swatch. La tienda inglesa Marks and Spencer se encuentra en la etapa de desarrollo de un chip (think tank) que se incorpora al vestuario, transformando las prendas en ropa que habla. Así, un chaleco podría decirle al usuario con qué color de camisa puede combinarse o cuáles son los cuidados de lavado. "Sería una locura comprar esos modelos. Me conformo con la ropa deportiva clásica, con diseños coloridos nada sofisticados", indica el jugador de Barcelona Fricson George, quien cada mes compra su ropa en locales del norte de Guayaquil.
Michael Arroyo, volante de Emelec, prefiere los calentadores y llamativos diseños. "La tecnología no tiene límites en otras partes. Solo falta que hagan zapatos que caminen solos", dice mientras sostiene una camiseta de la 'Tri', confeccionada por Marathon Sports, que compite en el mercado negro con prendas de otras partes. El modelo 'pirata' está elaborado con tela y pintura de mala calidad que en cuatro lavadas pierde su consistencia. Por eso, Arroyo se pregunta qué detalles se toman en cuenta para diseñar 'la piel del país'.
Y es que en el Perú se vende cada metro de tela deportiva a $0,60 y $0,80. Con estos precios el país ha podido cubrir la demanda de los consumidores y vender camisetas con un costo de producción que va desde los $4,50.
Guerra y Torres coinciden en que cada empresa guardan detalles técnicos del proceso de confección, pero son profesionales capacitados quienes se encargan de procesar los modelos deportivos, dicen.

Sabrina Figliuoli Camargo 200413968

http://www.hoy.com.ec/temas/temas2005/rumboalmundial/capitulo14.htm

1 Comments:

At 1:57 p. m., Blogger Valeria said...

Estos materiales sinteticos que se utilizan para la ropa deportiva, terminan siendo en muchos casos más fino que algunos vestidos de gala!!
Por ejemplo las cosas que tiene Nike, algunas cuesta creer que son para hacer deporte y transpirar!!

 

Publicar un comentario

<< Home